La Crianza

Durante este periodo las garnachas de más alta calidad, descansan en barricas de roble, tanto francés como americano. Se realiza un seguimiento exhaustivo de cada una de ellas, para controlar la evolución de las mismas,  decidiendo el momento optimo en el que se trasegaran y realizaran los cupages correspondientes. Estos periodos oscilan de 3 a 9 meses dependiendo de la evolución de cada añada.